El cable drop se utiliza para la distribución de las redes de comunicación en el sector privado. Se utiliza en instalaciones aéreas: torres de las líneas de alimentación, postes de alumbrado, entre edificios. También se coloca dentro de los edificios, en bandejas y canaletas de cables, y en la superficie exterior de los edificios.